Acceso

INICIATIVA: DE LA MATRIOSKA DE IU (PCE bis) AL COMPROMÍS DEL SUR

Escrito por Andrés Lozano. Publicado en Artículos de opinión

 

Las líneas siguientes son una reflexión   sobre el modelo organizativo de Izquierda Unida, pero se trata de un análisis a partir de la realidad organizativa de la misma y no tanto de sus definiciones programáticas y estatutarias.  Esa reflexión se enmarca en el proceso reciente de constitución de Iniciativa por Andalucía como partido soberano, independiente de IU, que propugna nuevas estructuras organizativas más horizontales  de colaboración  entre las organizaciones de izquierdas, que respondan mejor a una voluntad colaborativa  entre iguales  (tipo Compromís),   que a un modelo  de  organización política , jerárquica  y concéntrica, similar a un partido político, y como tal  ineficaz para  organizaciones  multipartidistas. En ese contexto, se inscribe la apuesta de Iniciativa por Andalucía: de la matrioska concéntrica de IU (PCE bis) a la mesa de coordinación de las izquierdas andaluzas (El Compromís del sur).

 
Efectivamente, Izquierda Unida surgió en 1986 como una coalición de partidos que se define asimismo como movimiento político y social.  Pero, como hemos dicho, aquí nos vamos a referir a su realidad organizativa actual, a su  práctica más que a las definiciones, pues IU es ante todo lo que hace y cómo es percibida, más  que lo que dice ser.  Y en este sentido, afirmamos que  IU funciona como un partido y es vista como un partido.
 
1.- IU ES VISTA COMO UN PARTIDO POLÍTICO
El primer elemento que debe constatarse es que IU es percibida socialmente como un partido político, incluso más del 90% de sus votantes no creen que  sea otra cosa.
Dicha  percepción se ver reforzada de forma continuada por la inexistencia  de referencias a su composición multipartidaria en la propaganda  electoral, sedes,  webs, campañas, actuaciones en el ámbito institucional, etc. Sus dirigentes y representantes públicos no aparecen con una adscripción partidaria que no sea la de IU, y, en general,  los medios de comunicación trasladan la imagen de IU como partido político.
La pluralidad de IU solo se ha hecho visible a un reducido número de personas en momentos puntuales de fuerte conflicto, o cuando alguno de los partidos que la integran han abandonado la formación política.
La pluralidad de IU, en el mejor de los casos,  se vincula más con  liderazgos diversos: Cayo Lara, Llamazares, Gordillo.., que  con los diferentes partidos y proyectos que la integran.  
 
2.- RELACIÓN ASIMÉTRICA DEL PODER INTERNO: POSICIÓN DOMINANTE DEL PCE
Izquierda Unida está conformada por varios partidos y personas sin adscripción partidaria (“los independientes”), pero  bajo una posición dominante del PCE, especialmente en Andalucía. 
El PCE funciona como grupo de interés en el seno de la organización. Esto se hace muy evidente en los procesos electivos internos y externos, a la hora de asegurar las mayorías internas en los órganos de dirección y de copar los cargos públicos electos o de confianza. Se trata de este modo  de asegurar su posición dominante, y de contar con el mayor grupo de liberados políticos posible.
El PCE logra este objetivo con éxito, dada la escasa entidad de los otros partidos (el control al que  aludimos favorece que esta situación no cambie),  y también porque, aunque los no adscritos sean mayoría numérica, estos no actúan como grupo organizado.
La pluralidad interna de IU queda minusvalorada  por la estructura burocrática dirigente, mayoritariamente en manos del PCE. Llegado el momento se abusa de  la  interpretación tergiversada e interesada de las normas y de la falta de respeto hacía las minorías  y a la proporcionalidad recogida en los estatutos a fin de controlar los procesos electivos. El objetivo es  garantizar la supremacía del PCE. Tenemos ejemplos recientes:   las elecciones  europeas, las andaluzas con todo el grupo parlamentario de miembros del  PCA, o las recientes actuaciones en la provincia de Sevilla durante el proceso de primarias para la configuración de la candidatura de Unidad Popular.
 
3.-  EL MUNICIPALISMO ESPACIO DE CONTROL MÁS DÉBIL
El aparato de liberados del PCE actúa con eficacia para garantizar la mayoría en los órganos de dirección interna y  entre los cargos públicos. Este control se hace más efectivo  cuanto más arriba en la estructura jerárquica  (central, autonómica, provincial), y se hace un  poco más  laxo en las asambleas locales de base, sobre todo en pueblos. Al fin y al cabo estos son  espacios periféricos de la organización donde el aparato tiene más dificultad para ejercer su control. Además,  en estos espacios el número  de personas liberadas es poco significativo.  De ahí que, por lo general, la presencia de independientes y afiliados a  partidos distintos al PCE,   queda reducida básicamente a esos ámbitos municipales.
 
4.-  LA ESTRUCTURA  Y EL FUNCIONAMIENTO ORGANIZATIV0 DE IU SON PROPIOS DE UN PARTIDO, NO DE UNA COALICIÓN, Y  DIFICULTA  LA PLURALIDAD  DE PARTIDOS EN SU INTERIOR.
Izquierda  Unida no funciona como una coalición, en la que los partidos integrantes se coordinan en una mesa de representantes  para afrontar procesos electorales,  debatir alianzas, o  consensuar programas y actuaciones.  
El caso de Izquierda Unida refleja una estructura típica de partido: órganos de dirección con sus secretarías y áreas  correspondientes,  y una afiliación encuadrada en asambleas locales que se reúne con relativa frecuencia,  unos órganos responsables para la afiliación y pago de cuotas, unas comisiones de garantías, etc.  En la práctica IU  funciona como un partido único que centraliza la actividad política del conjunto de personas afiliadas; mientras  los partidos  actúan en la práctica como meras corrientes de opinión internas.
Actuaciones de órganos de dirección  exigiendo  a toda la afiliación de IU el voto  para un candidato de la mayoría  en unas primarias abiertas de  Ahora en Común  son reveladoras de este proceder.
 
5.- IZQUIERDA UNIDA  ES EL ENVOLTORIO DEL PCE
Si Izquierda Unida es vista como un partido, si Izquierda Unida funciona como un partido, y  si  los procesos electivos son controlados por el PCE,  Izquierda Unida  es en la práctica el  envoltorio del PCE. 
Izquierda Unida, más allá del momento fundacional, y tras  periódicas expulsiones o abandonos,  se ha convertido en la marca con la que el PCE ha concurrido las elecciones, sin aparecer como tal partido.  Izquierda Unida es al día de hoy un partido que contiene cual  matrioska otro partido: el PCE, en una especie de estructuras concéntricas donde los pequeños partidos quedan invisibles y anulados.  Una IU que como reconocen algunos miembros del PCE se ha convertido en un PCE bis; algo que,  como declaraba recientemente en Diario Sur el coordinador provincial de IU en Málaga y parlamentario andaluz, J. A Castro, no tiene ningún sentido.
 
¿Qué papel juegan los pequeños partidos en IU?
 
Legitimar la aparente pluralidad de IU.  De hecho, el PCE se ha mostrado interesado esa presencia  de pequeños partidos (Izquierda Republicana, Iz Ab, Partido Feminista) que no  ponen en riesgo su control sobre IU, y al mismo tiempo contribuyen a  hacer efectivo su camuflaje electoral.
Si  en Izquierda Unida solo existiera el PCE,  a Izquierda Unida se le identificaría con el PCE, y no sería útil como marca - máscara electoral;  y,  por otro lado, aunque esto sea de menor importancia, podría desanimar la presencia dentro de Izquierda Unida de no adscritos a partidos, los llamados independientes.
 
6.- ¿EN LA ACTUALIDAD ES ÚTIL IZQUIERDA UNIDA  PARA EL PCE?
Se puede pensar, que tras la emergencia de Podemos, al PCE le podría resultar útil actuar como partido organizado dentro de dicha formación con la intención de conformar un grupo interno que consiguiera a  medio plazo, si no  la supremacía, al menos  una  buena posición. Esta hipotética pretensión choca con dos dificultades:   la estatutaria, que impide que los miembros de otro partido sean dirigentes de  Podemos  (esto obligó a Izquierda Anticapitalista a convertirse en corriente); y otra dificultad política: Podemos no quiere al PCE como tal en su interior.
En esta situación el PCE –Izquierda Unida-  promueve plataformas  electorales bajo la forma jurídica de coalición y partido instrumental, tal como es el caso de Unidad Popular como estrategia de confluencia con Podemos que al final no ha cuajado. En definitiva se trata de un juego de camuflajes varios:   el PCE oculto bajo la marca de IU se incorpora a Unidad Popular que es una nueva marca a la que se suman algunas personas  independientes  y pequeños partidos. Estamos ante una nueva réplica de IU, pero como coalición electoral.
El futuro del PCE en relación a IU parece que está abierto, voces dirigentes del partido apuntan en direcciones diversas y hasta divergentes: continuar en IU y lo contrario.  Hay quienes sitúan su apuesta en la actuación política del PCE como tal; otros que plantean la formación de un nuevo partido,  al modo de Podemos, amparado en la fortaleza del liderazgo de Garzón, que compita o fragüe alianzas con el Partido de Iglesias; también aparecen algunos pocos defensores de la continuidad de IU de forma similar a la actual, o  subsumida en Unidad Popular. En todas estas reflexiones no deja de estar presente la posible unidad con o en Podemos,  así como otros aspectos más materiales, pero nada  baladíes, como qué hacer con la considerable deuda bancaria de Izquierda Unida. Es un debate que el PCE resolverá  en uno u otro sentido.     
 
7.- INICIATIVA POR ANDALUCIA SE CONSTITUYE COMO PARTIDO SOBERANO, INDEPENDIENTE DE IU
Iniciativa por Andalucía-Izquierda Abierta, dentro de la actual Izquierda Unida, se  ha encontrado apresada en una telaraña organizativa, en un matrioska de estructura concéntrica que  le resta visibilidad, y lo que es peor le impide actuar como sujeto político, y  constituir una referencia del ecosocialismo, el andalucismo y el feminismo,  así como de prácticas organizativas innovadoras y radicalmente democráticas.
La presencia de una parte de sus afiliadas y afiliados  en IU, como parte andaluza de Izquierda Abierta,  ha sido poco exitosa.  Izquierda Abierta surgió dentro de IU como una corriente interna que se transformó en partido, y con un doble objetivo que en ambos casos tenía como referente e instrumento a IU: en lo externo, que IU sirviera para articular un frente amplio de la izquierda  en nuestro país;  y en lo interno,  el objetivo  de transformar IU,  de hacerla más democrática, más abierta a la sociedad y a los cambios políticos exigidos por el 15M,  más plural. Creo que la realidad se ha encargado de mostrar el fracaso de Izquierda Abierta en lograr dichos objetivos. La práctica de IU giró justamente en sentido contrario, mientras Izquierda Abierta lealmente esperaba dentro de IU que en algún momento, quizá más tarde fuera posible.
El centro gravitacional de IU, quien marca su norte, sigue siendo el PCE, y toda decisión queda controlada por la dirigencia de este. Así ocurrió cuando con motivo de las europeas se  abortó esa confluencia de organizaciones políticas y sociales llamada  “Suma”, que era lo más parecido a un frente amplio de izquierdas que se había logrado. Izquierda Abierta lo asumió a su pesar de modo disciplinado, o porque  creyó que no existía margen ya  para otra cosa. Así ocurrió también cuando IU-PCE rechazó las primarias propuestas por Izquierda Abierta  como método de elección de la candidatura para las pasadas elecciones europeas. Así ocurrió cuando IU-PCE laminó la pluralidad interna e incumplió la proporcionalidad estatutaria al aprobar  las candidaturas para  dichas elecciones. En Andalucía, también hay ejemplos similares,  cuyo epítome  más evidente es el pucherazo en las primarias de Sevilla, única provincia andaluza donde existían ciertas expectativas de obtener  diputado/a.
La conclusión es que  IzAb no ha logrado cumplir los dos objetivos básicos  que se planteaba en el seno de IU y con IU: la creación de un frente amplio de izquierdas, por un lado; y la transformación de IU en una organización más democrática, plural y abierta. La realidad es que los cambios recientes de IU, son cambios adaptativos de IU forzados en mayor medida  desde fuera, por las transformaciones producidas en el contexto político, entre las que se destaca  la importancia adquirida por Podemos.
En el caso de Andalucía,  Iniciativa por Andalucía-Izquierda Abierta dentro de IU ha carecido de visibilidad, y ha visto dificultada su capacidad para  relacionarse con la sociedad de forma directa, y mostrar con nitidez su proyecto político. Además, la actual Izquierda Unida, con unos órganos de dirección controlados mayoritariamente por el aparato burocrático de liberados del PCE,  ha  situado a Iniciativa  en una posición claramente  subordinada. El papel de  Iniciativa-Izquierda Abierta dentro de IU-PCE  ha sido la de florero de la pluralidad, absolutamente ninguneado.
Además, en tanto que parte  de IU, Iniciativa-Izquierda Abierta ha sido partícipe de actuaciones que contravienen nuestros planteamientos políticos, y que  revelan incoherencias entre   lo que se escribe en el programa y las actuaciones  ulteriores. Ejemplos de esto último encontramos en algunas de las políticas desarrolladas por el pasado cogobierno  andaluz,   la posición sobre la reapertura de las minas de Aznalcóllar, o  la errática posición de IU sobre las primarias abiertas. 
Iniciativa por Andalucía dentro de Izquierda Unida  se cierra la posibilidad de establecer redes de cooperación estables con otros actores políticos con los que existen grandes coincidencias programáticas y de funcionamiento: Iniciativa del Poble Valencià, Iniciativa por Cataluña, Equo,   sectores del andalucismo de Izquierdas, etc.
Iniciativa por Andalucía-Izquierda Abierta abandonó en su momento los órganos dirigentes de IU,  y aprobó en su reciente asamblea andaluza de 20 de Febrero constituirse como partido soberano, con la denominación de Iniciativa por Andalucía, y no integrado en ninguna otra organización.  Resulta bastante evidente, en base a lo expuesto anteriormente, que  IU-PCE como partido único en la práctica, más que como coalición,  resulta un instrumento poco eficaz organizativamente para defender nuestro proyecto político para la construcción  de una Andalucía más justa, más sostenible.
La constitución de Iniciativa como partido soberano se hace compatible estatutariamente con  el hecho de que aquellas personas asociadas que lo deseen mantengan a nivel individual y personal una doble adscripción partidaria. También se ha acordado que nuestra independencia total  como partido respecto a IU se produce desde el respeto y la consideración hacia esta organización. Así  tenía que hacerse, aunque solamente fuera por la consideración que nos merecen las muchas personas honestas, sencillas y comprometidas que forman parte de IU, y con las que  compartimos esfuerzos y luchas.
En este sentido, nuestra voluntad es garantizar la estabilidad  y buen trabajo de los grupos institucionales en los que, bajo la denominación de Izquierda Unida u otras denominaciones análogas, están también integrados por personas asociadas a Iniciativa.
Iniciativa  por Andalucía se constituye en sujeto político andaluz, que ya inició su andadura  hace año y medio como resultado de la confluencia de  Izquierda Abierta en Andalucía,  con personas provenientes de Primavera Andaluza, y  NIVA; y que en este momento, desde su soberanía como partido, aspira a lograr fórmulas de la cooperación con otras fuerzas andaluzas y de izquierdas para  crear el “Compromís” del sur.  Tratamos de conformar desde Andalucía un instrumento útil para el cambio necesario en nuestra comunidad autónoma, y para levantar una voz nítidamente andaluza y de izquierdas que  intervenga  en debate territorial del estado y sume en la construcción de un estado federal y solidario. Un proyecto que desde el ecosocialismo ofrezca  alternativas  a las políticas neoliberales que, para beneficiar a unos pocos, machacan el medio ambiente, y los  intereses y los derechos  de la mayoría.
Iniciativa promoverá la unidad electoral, movilizadora y programática de la izquierda transformadora, el andalucismo de izquierdas y el ecologismo, pero sobra la base de estructuras horizontales de cooperación,  mesas de coordinación; y no bajo estructuras  jerárquicas  y concéntricas que anulan la pluralidad.
 
Iniciativa por Andalucía, desde su soberanía como partido,  inicia esta nueva etapa. Y lo hace con entusiasmo y con audacia porque, a pesar de las dificultades,  el único camino que no se recorre es aquel que el temor te impide emprenderlo. 
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

София Дървени материали

София Дървени дъски